Nuestra historia

El 17 de junio de 1997 comenzó la construcción de un proyecto único en la zona. Un proyecto lleno de ilusión que nació para ofrecer educación privada de excelencia con proyección internacional. Un total de 249 alumnos constituyeron la primera promoción Norfolk. Las familias pronto supieron apreciar la metodología británica, el refuerzo de los idiomas, el carácter internacional y la formación en valores

 

Esta primera etapa estuvo llena de retos para garantizar el correcto acceso al Centro ya que las infraestructuras municipales fueron progresando gracias al impulso de la dirección del centro. El Colegio fue ampliando sus terrenos debido a la alta demanda consiguiendo en su segundo año de vida 320 alumnos. Este impulso en nuevas instalaciones fue pionero en la época, inaugurando el polideportivo en el 2002.

 

Las familias de todas las localidades cercanas apostaron por Norfolk;  nuestras aulas se llenaron de alumnos desde San Agustín de Guadalix, Paracuellos, Daganzo, Ajalvir, Algete hasta Alalpardo. El claustro se caracterizó por su talante británico contando con profesores de Reino Unido, Canadá e, incluso, Australia llegando a dar clases hasta más de 1000 alumnos en el 2008. Fue una época llena de innovación, donde fuimos pioneros en incluir la Informática dentro del proyecto educativo así como una innovadora oferta de extraescolares como judo, ski o baloncesto. 

 

Llega el 2007 y se hace una gran apuesta: la construcción de una piscina y la inauguración de la Escuela infantil. Ambos proyectos enriquecieron el proyecto educativo mediante la ampliación curricular de actividades acuáticas y la cobertura de educación de 0 a 3 años. El primer intercambio internacional con Manchester se produce en el curso 2009-10 con un programa de acogida one-to-one. 

 

Fue en el 2010 cuando, por razones estratégicas, la etapa de Infantil entró en el concierto de la Comunidad de Madrid culminando en 2011 con el certificado de calidad del Colegio de Licenciados y varias menciones especiales. Reconocimientos a las mejores prácticas educativas que se ven premiadas por excelentes resultados en las pruebas de acceso a la universidad a partir del 2011, llegando en 2017 a obtener la segunda mejor nota de toda España.

 

La innovación dio sus frutos y Norfolk fue pionero en la zona en la introducción de la robótica educativa así como ganadores de varios concursos matemáticos, consecuencia de una línea de educación científica muy potente tanto en Secundaria como en Bachillerato.

 

El Colegio está orgulloso de cada uno de los alumnos que han confiado en nosotros. Importantes médicos, arquitectos, directivos e ingenieros de reconocido prestigio han salido de nuestras aulas y por esto, ahora vemos el futuro con la veteranía de estos años de excelencia educativa. Aún hay mucho camino que recorrer, ¿quieres formar parte de la historia Norfolk?

Con qué nos identificamos

Cercanía

Cercanía

Un colegio cerca de las necesidades de la comunidad educativa

Compromiso

Compromiso

En superar los estándares educacionales

Excelencia

Excelencia académica

Desarrollar el potencial de nuestros alumnos

Innovación

Innovación

Ponemos los resultados de la investigación al servicio de la educación

Mentalidad abierta

Mentalidad abierta

Cuestionando, indagando y aceptando la diversidad

Qué deseamos

Mediante la educación, servir a la comunidad como impulsor de la excelencia personal, académica, ética, emocional y social

Cómo nos proyectamos

Logos-NF-300x300-2

La imagen corporativa enlaza con lo más profundo del proyecto educativo y la esencia del Colegio. Es un símbolo que caracteriza lo que la comunidad educativa asocia al centro así como la apertura al cambio y a la continua actualización institucional. Por esto, apostamos por una nueva imagen de modernización continua que también proyecte la historia de un modelo educativo que ha demostrado su calidad durante más de dos décadas. Veteranía pedagógica simbolizados por la semblanza heráldica, metodologías múltiples e innovación académica recogidas en las diferentes tipografías.

 

La internacionalización  representada en una paleta cromática con los colores comunes de las banderas de las lenguas que impartimos donde el círculo ilumina a modo de sol la práctica docente y organizacional e inspiran a toda la familia Norfolk a desplegar lo que los clásicos griegos recogían con el nombre de παιδεία –paideia-, a saber: dar a nuestros alumnos y familias el mejor saber-hacer, saber-estar y saber-ser que configuran y equilibran las tres dimensiones educativas esenciales de cualquier persona de bien para entender el pasado, asumir los retos del presente y prepararse para un futuro con éxito.     

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies