Entrevista a Marta Chaves

Estudiante de Biomedicina de primer año.

¿Dónde estudias la carrera?

“En la UFV, en Pozuelo.”

Por ahora, ¿qué es lo que más te gusta de la carrera?

“Con diferencia, lo que más me gusta son las prácticas en el laboratorio.”

¿Qué salidas profesionales ofrece y cuáles de ellas te interesan más?

“Las salidas profesionales van más encaminadas hacia la investigación en laboratorios, y también se puede ser médico interno. Personalmente estudio esta carrera para poder hacer después el master en Sexología, que es a lo que me quiero dedicar.

¿Cuál es tu asignatura favorita por el momento? ¿Y la más complicada?

Asignatura favorita… por ahora Anatomía pero también es muy complicada. Del primer cuatrimestre sin duda la más difícil era bioquímica, pero ahora posiblemente sean anatomía, genética o biofísica. 

¿Que tal las prácticas?, ¿cómo se realizan?

Hay muchísimas prácticas, ahora mismo estoy teniendo mínimo 2/3 turnos por semana y cada turno son 3h de laboratorio. Respecto a como son depende mucho de la asignatura, ya que por ahora ha habido de química, bioquímica, anatomía, metodología de la experimentación y biología celular.”

Normalmente la primera media hora te explican por encima lo que tienes que hacer, aunque ya debes de tener una idea porque antes hay que estudiarse el guión de prácticas, y te dejan a tu aire en el laboratorio y van mirando si sabes o no hacerlo, y si cumples con los tiempos y usas correctamente el material, ya que hay un montón de normas con respecto a la manipulación de, por ejemplo, los ácidos.

¿Estás contenta con la universidad que elegiste?

Estoy enamorada de mi universidad y, la verdad, si en algún momento decidiese cambiar de carrera intentaría volver a hacerlo en esta misma universidad. 

¿Cómo fue tu proceso para adaptarte a la universidad?

Antes de empezar hay unas pruebas de admisión con entrevista y una serie de exámenes. Cuando ya te admiten, un alumno de un curso superior te enseña el campus y te explica como funcionan las cosas, lo que ayuda bastante.

“En cuanto a las asignaturas y la forma de estudiar, es un cambio bastante bastante brusco y estoy empezando a adaptarme ahora (después de 5 meses), así que no te agobies si al principio absolutamente todo te sale distinto a como quieres o esperabas otra cosa, es cuestión de tiempo. 

Muchas gracias por tu orientación y te deseo mucho éxito.


Entrevista realizada por Isabel Pita,

estudiante de 2º de bachillerato

Entrevista a Marian Gancedo

Grado en Administración y Dirección de Empresas

¿Qué fue para ti el colegio? 

Ha sido el sitio donde he conocido a los que a día de hoy siguen siendo mis mejores amigos, he tenido muy buenos profesores que me han enseñado a ser mejor persona, a esforzarme, socializar…Para mi junto con la universidad ha sido el sitio donde me he desarrollado como persona y siempre tendré muy buen recuerdo

¿Cuáles eran las asignaturas que más te costaban en el colegio?

“Física y química, y matemáticas. Irónicamente he estudiado ADE que son prácticamente todo matemáticas y ahora me gustan y se me dan bien

¿Utilizas el inglés aprendido a lo largo de tu vida académica? 

“En la carrera no lo utilicé, ya que todas las asignaturas que cursé fueron en castellano, aunque en el último curso hubo opción de cursar asignaturas en inglés. Pero sí lo utilizo, ya que es vital y sobre todo para la vida laboral, y en cualquier trabajo o prácticas te lo exigen, así que importante ponerse las pilas con el inglés.” 

¿Qué salidas profesionales tiene la carrera de ADE?

Marketing, Finanzas, Contabilidad y auditoría, Dirección y estrategia empresarial, Análisis de datos, Investigación sociológica

“Aunque te especialices en una de estas, no quiere decir que te cierre las puertas hacia las demás opciones. Yo soy analista de datos y he trabajado en marketing, todo es aprender, y por supuesto la carrera te da una visión global de todas.” 

¿Cómo fue tu primer día en la universidad? 

“Fue complicado, ya que tienes que empezar de cero y ser independiente, no como en el colegio, pues nadie está encima de ti ayudándote y recordándote las cosas… conocer gente nueva y situarte en la universidad, que los primeros días no es fácil. Esto es solo inicial, porque enseguida te adaptas y todos están en la misma situación que tú.

¿Qué aprendiste en el colegio que te haya ayudado a crecer como persona?

“Sin duda a reforzar los valores que a todos nos tienen que enseñar en casa, ser empáticos, solidarios, tolerantes, generosos, sinceros…

¿En qué consiste tu trabajo? 

Entre otras funciones: organización de eventos,elaboración de cuestionarios, estudios de mercado, revisión de facturas, apoyo al departamento de administración, elaboración de posters…

¿Qué es lo que más y menos te gusta del mundo de la administración y dirección de empresas?

“Lo que más me gusta es que haya tantas opciones de trabajo, ya que si no encajas en una puedes elegir otras opciones. Lo que menos es que haya tanta competitividad; la competitividad está bien, pero no hasta el punto de pisar a tus compañeros para llegar más alto.

Para los alumnos que están estudiando ahora 2 de Bachillerato, ¿qué consejo les darías?

Esfuerzo, constancia, y fortaleza, porque aunque es un año difícil y sacrificado tiene una muy buena recompensa. Así como tranquilidad, tanto por la EVAU en si, como por la situación que estamos viviendo y como puede afectar a los exámenes, pero es importante recalcar que la ansiedad y el estrés no nos van a ayudar, sino todo lo contrario. Sin duda el mejor consejo que puedo dar es el que me dieron a mí, como nos decía Jesús Prieto, nuestro profesor de Biología, “si tú te lo curras, tu lo consigues” y así es.

“En mi caso personal la carrera no me gustó al inicio, pero decidí no tirar la toalla y no cambiarme a otra, y ahora estoy muy contenta. Como consejo personal diría que no hay que cerrar puertas”

Entrevista realizada por Elías Galán
estudiante de 2º de Bachillerato.

Entrevista a Aldara Robles

Grado de Veterinaria

¿Qué aprendiste del colegio? ¿Qué usas o qué es útil para tu vida?

“Del colegio aprendí mucho, principalmente de las relaciones con otras personas, de mis amigos y profesores. Terminé el colegio conociéndome mucho más a mi misma.”

“Aprendí a estudiar y a organizarme, y aunque parezca que hay cosas que estudias en el colegio que no sirven para nada, yo creo que todo (o casi todo) me ayudó a tener una base sobre la que seguir aprendiendo. “

¿A qué universidad fuiste?

“Fui a la Universidad Complutense de Madrid; la facultad de veterinaria está un poco más apartada porque tiene el Hospital universitario y una granja con vacas, caballos y ovejas (que no huele especialmente bien, de ahí que decidieran apartarla un poco).

“Para acceder a ella si vas en transporte público es muy fácil, metro hasta Moncloa y allí hay varios autobuses que te dejan en la puerta.”

¿Te llegó la nota de EVAU a la primera?

“Si, la verdad que en eso no tuve problema, me llegó la nota a la primera, no me acuerdo como estaba la nota media de veterinaria por aquel entonces pero no demasiado alta. Yo obtuve una calificaciones excelentes en el colegio.”

¿Qué te empujó a ser veterinaria?

Era lo que quería ser desde pequeña, me encantaban los animales y no me veía haciendo otra cosa.

¿En la carrera notaste que llevabas buena base del colegio?¿Era lo que esperabas?

He de decir que sí que noté que llevaba una buena base, aunque allí te amplían muchísimo y aprendes cosas que jamás habías visto. Lo único que llevaba muy mal es la bioestadística (era en primero y segundo), porque en bachillerato no estudié esas matemáticas; iba por la rama de la salud y la estadística solo se daba en la rama de letras.

¿Qué asignaturas de la facultad te resultaron más fáciles o te gustaron más?

Me encantaba fisiología, fisiopatología y etología (la ciencia del comportamiento), siempre me resultaron muy interesantes y fáciles de estudiar.

¿Hacíais muchas prácticas o las clases eran más teóricas?

Cuando yo estaba hacíamos muchas prácticas; según fueras de turno de tarde o de mañana, hacías las prácticas por la mañana y la teoría por la tarde o viceversa. Los dos últimos cursos hacíamos estancias, que eran 300 horas de prácticas externas donde tú quisieras, y podías buscarlo por tu cuenta o pedir ayuda a tu tutor para buscar algún sitio.

Yo hice las prácticas de 4º en una clínica en Algete (en la que solía llevar a . mi perro) y las de 5º las hice en dos centros: uno era de Terapia asistida con perros, e íbamos a un colegio de educación especial una vez a la semana a hacer sesiones con los niños (me encantó), y otra en una escuela de adiestramiento canino, donde trabajaban con un etólogo y le acompañaba a todas sus sesiones.” 

Al estudiar la carrera en un lugar distinto después de tantos años en Norfolk, ¿perdiste contacto con tus amigos de aquí?

“Con mis amig@s más cercanos sigo en contacto, y con el resto de compañeros de la clase, nos hemos reunido cada año en la cena navideña. Me parece muy guay tratar de no perder el contacto, y es muy bonito ver de nuevo a tus amigos de cuando eras más joven, compartir los momentos pasados y ver en qué punto estamos ahora cada uno y cuánto han cambiado nuestras vidas.”

¿Qué fue el colegio para ti? ¿Lo echas de menos? ¿Cambiarías algo?

“El colegio fue para mi una etapa muy importante, conocí a gente que sigue en mi vida y me hace muy feliz, pasé buenos y malos momentos que me han hecho ser como soy ahora, y errores que cometí entonces, y que ahora he podido evitar que ocurran de nuevo.

No cambiaría nada, creo que todo pasa por algo y las decisiones que tomé en el pasado eran las que yo creía correctas en ese momento.”

¿Te especializaste en algo?; ¿en qué?

“La verdad es que aunque no me arrepiento de haber estudiado veterinaria, no llegué a ejercer mucho de ella, se cruzaron en mi camino otras metas y decidí seguirlas.”

“La parte que más me gustó, y que ahora he hecho un curso para aprender más, es sobre comportamiento canino de adiestramiento cognitivo-emocional, y es posible que ahora empiece a utilizarlo.”

¿Algún consejo para los que queremos estudiar esta carrera?

“Os animo a estudiarla porque es una carrera muy bonita, aunque es importante que sepáis también que es muy dura, son muchos conocimientos y muchas prácticas. Tratad de hacer todas las prácticas que podáis durante la carrera, sobre todo si tenéis claro lo que más os gusta (clínica de pequeños animales, producción animal, caballos, exóticos, salvajes…) y eso os va a dar mucha confianza cuando terminéis la carrera.”

Entrevista realizada por Claudia Sánchez,
estudiante de 2º de Bachillerato.

Entrevista a Alba Gómez

Estudiante del Grado en Criminología

¿Qué fue para ti el instituto?

“El instituto ha sido una de las etapas más memorables, en la que maduras, te das cuenta de que dentro de poco sales de tu zona de confort y te enfrentas al mundo real.”

“También fue mi segunda casa, es digno de recalcar la labor que tenían los profesores con nosotros, la preocupación y dedicación que siempre han tenido, y que ha hecho que progresemos, y aprendamos, no solo a nivel escolar sino a nivel personal.”

“El instituto ha sido una fuente de crecimiento personal para mi, y siempre lo voy a recordar con muchísimo cariño.”

¿Qué aprendiste en el colegio que te sirva en tu trabajo?

“A dar el 100% de mi misma, siempre he sido muy exigente con mis calificaciones. Además, aprendí a administrarme los trabajos y estudios, y eso me ha servido de mucho en la universidad, para no ir apurada en los exámenes”

“El nivel de inglés, para mi, es uno de los objetos fundamentales que aporta el Norfolk, salimos del colegio con un muy buen nivel de inglés, que actualmente se demanda en todos los trabajos.”

¿Las prácticas en la carrera son interesantes?

“Para mi sí lo son, aunque según a lo que uno se quiera enfocar te gustarán más unas que otras. Tienes prácticas de reinserción social en centros penitenciarios, la Policía Nacional o Guardia Civil, en departamentos de seguridad de una empresa, detectives privados… entre otras.”

“Entre mis preferidas están varias de las mencionadas. Yo las realicé en el departamento de seguridad de una empresa, en las cuales aprendí una rama de la criminología que no había estudiado entre mis futuros empleos, pero no fue la opción que más me gustó. Actualmente con el tema de la COVID-19, era muy complicado encontrar prácticas, y por eso realicé esas, pero me hubiese gustado hacer las prácticas en alguno de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.”

¿Cuál fue tu nota de selectividad?

“Mi nota de la selectividad fue de un 10,5”

¿Se necesita tener muy buenas notas para la carrera?

“Yo, por lo general, solía sacar notables, para que te pongas en contexto. No eran malas notas, pero tampoco se necesitaba una media de sobresalientes, era accesible.”

¿Cuál era la asignatura que mejor y peor se te daba en el instituto?

“Es curioso, pero la asignatura que mejor se me daba eran las matemáticas, y la que peor yo diría que filosofía. Todo lo contrario a mi carrera, que no exige números y sin embargo se tocan algunas ramas de la filosofía.”

En la carrera y en la vida profesional, ¿ayuda tener un muy buen nivel de ingles?

“Es importantísimo tener un buen nivel de inglés, para todo. Es cierto que en la carrera solo tuve una asignatura de inglés y no lo he practicado apenas en estos 4 años, pero posteriormente, para las salidas profesionales, en todas se exige cierto grado de aprendizaje de este idioma.”

Entrevista realizada por Julia Alzola,
estudiante de 4º de la ESO
.

Entrevista a Borja de Saavedra

Ingeniero Aeroespacial

¿Qué fue el colegio para tí?

“Para mí fue una muy buena experiencia, soy muy curioso y siempre me ha gustado aprender.”

¿Qué aprendiste del colegio que usas o es útil en tu vida?

“Lo que me he llevado del colegio es una buena base de conocimiento para la universidad, buenos recuerdos y muy buenos amigos que todavía conservo. Lo importante realmente de esa etapa es aprender para ir preparado a la universidad, o lo que venga después.”

¿Hubo alguien o algo que te inspiró para escoger esta carrera?

“Desde pequeño me ha fascinado el espacio, los satélites, los planetas, las estrellas… Además, me han encantado siempre las matemáticas y la física, y qué mejor forma de aplicarlas a temas del espacio que estudiar ingeniería aeroespacial.”

¿Escogiste tu carrera por que te gusta la ingeniería o prefieres el espacio exterior?

“La carrera hay que elegirla antes de entrar un poco “a ciegas”, informándote con jornadas de puertas abiertas de las universidades y viendo la información que haya de la carrera en internet, etc. Es lo que más me ha llamado desde siempre, y decidí estudiar lo que creía que me iba a gustar más.”

“Como no hay una carrera solo de espacio, decidí meterme al Grado de Ingeniería Aeroespacial en inglés, en la Carlos III, en el que se ven tanto cosas de aire, como aviones y helicópteros, como de espacio.”

“Aunque disfruté también de estudiar aviones, lo que me gustaba más en realidad era el espacio, así que me fui a Italia, a Pisa, a hacer un master en ingeniería espacial.”

“Ahora estoy en Madrid, trabajando en una empresa diseñando un software para calcular la radiación que reciben los satélites en función de su trayectoria en el espacio, y también trabajando en el diseño de un motor para satélites pequeños.”

¿Crees que en el colegio aprendiste el inglés necesario para desenvolverte bien en las clases?

“A la hora de estudiar Ingeniería Aeroespacial en inglés, el nivel de idioma con el que salí del colegio era bueno para desenvolverme; yo me vi muy bien preparado, porque aparte daba clases de inglés extra para sacarme el First, y hacía cosas en inglés como ver películas y series en versión original desde pequeño.”

“Esto me parece fundamental, aunque tu carrera no esté entera en inglés te lo recomiendo, y también en otros idiomas. Yo por ejemplo pienso en inglés ya muchas veces, es parte del día a día, no solo cuando hablo con algún extranjero.”

¿El nivel de matemáticas, de tecnología y de física fueron suficientes para el resto de tus estudios?

“El nivel de matemáticas, física y química fueron más que suficientes como base para mi carrera. De hecho, yo me veía mucho más preparado que otros compañeros de clase, que venían de otros colegios, y me fue más fácil entender las cosas.”

¿Echas de menos haber estudiado algo en particular?

“Probablemente estudiar asignaturas como programación o estudios de empresa en ingles, o una rama más específica para mis futuros estudios de ingeniería.”

¿Qué tal el colegio a nivel personal?

“Siempre estuve cómodo y tuve buenas compañías; las primeras etapas bien, y bachillerato aún mejor; la verdad es que siempre he disfrutado de aprender en general, y si me aburría era en letras.”

“Puesto que en general nos llevábamos muy bien con los profesores, y había más o menos libertad, las clases eran en ocasiones más informales, pero sin perder respeto ni disciplina tampoco. Respecto a las normas, en general, es lo suyo que haya mientras no sean excesivas.”

¿Sigues en contacto con algunos amigos del Norfolk?

“Desde luego que sigo en contacto con amigos del Norfolk, casi todos de hecho, y mis mejores amigos son del Norfolk de toda la vida.”

¿Merece la pena esforzarse cada día y seguir trabajando? ¿Y la universidad?

“Claro que merece la pena esforzarse y seguir trabajando cada día. En la vida no te llueven las cosas, hay que currárselas. Lo importante es dedicarte a lo que te guste, así le pondrás mucho esfuerzo y pasión, mientras disfrutas, y llegarás todo lo lejos que quieras.”

Entrevista realizada por Hugo García,
estudiante de 3º de la ESO.

Entrevista a Alberto Perdigón

Enfermero en urgencias en el Hospital Universitario La Paz

¿Que qué fue el cole para ti?

“Fundamental para mi, una forma de relacionarme y aprender a desenvolverme con el entorno, ya que yo era muy tímido, tenía una situación diferente y me costaba eso de hacer amigos… y por supuesto de aprender. Tanto es así que lo más valioso que me he llevado han sido amistades que aún perduran, que no siempre se da, pues suelen ser las amistades de la universidad las que perduran.”

¿Que lección recuerdas de tu paso por el colegio?

“La mayor que he podido sacar, es que uno no tiene porque saber lo que quiere en el futuro a ciencia cierta, ni saber que estudiar o a que te quieres dedicar. En muchos casos se intenta animar a que nos decantemos por una u otra rama, y que hagamos esta u otra carrera, y en esa situación, con 18 añitos, sientes una presión horrible por esa parte y crees que es malo no tener “decidido” nada, y eso nos lleva a tomar decisiones que no siempre van a resultar en el camino más satisfactorio. Pero cuando realmente encuentras lo que te motiva hay que ir a por ello y no hay que tener miedo a equivocarte. Todo el mundo se equivoca y siempre hay tiempo a cambiar y aprender de nuevo. “El maestro ha fallado más veces de las que el aprendiz siquiera ha intentado”.”

“Y esto es algo que puedes aplicar a tu día a día, en el vaivén de tu vida profesional e incluso en tu vida personal, el creer que algo te va a venir bien y luego sentirte frustrado… está bien, es normal, lo único que vale es la voluntad que tengas para cambiarlo.”

¿Te sentiste preparado al llegar a la universidad?

“Creo que la preparación va viniendo “sola” a la vez que maduras y vas asimilando lo que es el mundo real y cómo funciona, porque en el colegio no tienes ni idea, crees que si, pero no; y en el momento en que comprendes y asocias las distintas cosas que has ido aprendiendo y como se interrelacionan entre sí, encontrar los porqués es algo maravilloso y que de verdad te llena.”

“Nadie se siente preparado cuando llega a la universidad. Sales de tu zona de confort y la realidad te da un porrazo con la mano abierta. Sales de un ambiente en el que eres conocido por tus profesores, y te animan y siguen tu progreso, y sales a la selva en la que tienes que verlas venir y los suspensos caen como la lluvia. Es normal, no conozco a nadie que no le haya pasado en primero de carrera, que suele ser lo más duro. Pero espabilas rápido, te pones las pilas, adoptas un hábito de estudio, una metodología propia, todas válidas mientras te funcione, y entonces dejas en segundo plano esos agobios (que vuelven de forma recurrente) y esos miedos, y se disfruta. “

“Para mí fue una época maravillosa, la recuerdo con muchísimo cariño con nuevas amistades, muchísimas experiencias nuevas como empezar las prácticas de enfermería… al final se pasa volando todo ese tiempo que mientras estás estudiando parece eterno.”

“Yo hice el grado en enfermería en la Universidad Complutense de Madrid y se estructuraba en 4 años en los que cada cuatrimestre había uno muy intenso de teoría, y el siguiente muy intenso de prácticas en diferentes destinos.”

¿Consideras necesaria la vocación en la enfermería?

“Considero que enfermería, como todas las profesiones sanitarias son vocacionales, por supuesto, además pienso que los que se dedican a ello y no tienen vocación nunca se van a convertir en verdaderos profesionales. No todo vale, en esta carrera como en otras, hay que tener una buena base teórica para luego poder llevar a cabo tus actividades independientemente con conocimiento de causa, no porque “me lo han dicho” o “porque siempre se ha hecho así” y sí porque “la última evidencia lo respalda” o “las guías clínicas lo marcan”. Además, en enfermería hay un aire de humanidad en el que aún creo, ya que el contacto con el paciente es de forma holística, es decir, tratar a las personas como un todo, como personas, no como enfermedades o como partes del cuerpo.”

“En educación se puede hacer un paralelismo buenísimo ya el docente, no solo tiene que tener una buena base teórica, sino que además ha de tener otras aptitudes para con los alumnos; el colegio es, en parte, donde los chicos y chicas se educan en valores. No se les trata como sujeto de aprendizaje de información, sino que tiene ese punto de humanidad y de inculcar valores.”

“También considero que se abusa de la vocación de los profesionales de distintas áreas para normalizar la precariedad de su trabajo e incluso seguir degradando según qué profesiones a costa de… “Bueno es que no te debería importar porque es vocacional”.”

¿Cómo fueron tus prácticas?

“La verdad es que las prácticas de la carrera fueron a la vez la parte más dura y más gratificante de la carrera. Excitante por poder, por primera vez, poner a prueba los conocimientos y habilidades que has aprendido, siendo un reto para ti mismo, y la oportunidad de aprender y crecer cada día.”

“Por otra parte es una experiencia dura ya que ves la cara más dura de la enfermedad, el sufrimiento de las personas… eso al principio choca muchísimo, aunque con el tiempo uno hace de tripas corazón y acaba aprendiendo a no llevarte a casa los problemas del trabajo, aunque no siempre es sencillo.”

“Durante los años de prácticas roté por multiples servicios tan variopintos como UCI de pediatría, diálisis, urgencias, cirugía, quirófano o UVI Móvil… y cada año ganábamos más libertad, autonomía, llevando incluso pacientes a nuestro cargo. “

“En este grado se organiza muy bien las prácticas para que en el momento de incorporarte al mundo laboral estés en igualdad de condiciones con tus compañeros y no seas una carga para el trabajo de los demás.”

¿Echas algo de menos durante tus estudios?

“Creo que no. He sido voluntario en varias asociaciones, he participado en proyectos de investigación y he aprendido bastante de todas esas experiencias. Sí me habría gustado haber hecho algún programa de movilidad, pero comparado con el resto de Europa, la enfermería en España está a la cabeza en cuanto a competencias y avance científico (sólo comparable con Reino Unido) así como un potente sistema sanitario público y los países que se ofertaban no eran conocidos por tener buenos sistemas sanitarios.”

“También estudié un máster en Urgencias y Emergencias para especializarme en el campo que realmente me gusta de la enfermería y en el que además he conseguido enfocar mi carrera profesional.”

“Yo no cambiaría nada de mis estudios, son algo en lo que he invertido mucho tiempo y esfuerzo y de lo que estoy muy orgulloso. Aunque tengo en mente en un futuro próximo ampliarlos.”

Entrevista realizada por Jorge Ferreres Bussian,
profesor y coordinador del Colegio Norfolk.

Estimado Alberto, estamos muy orgullosos del trabajo que realizas; el Colegio te muestra su admiración con este mensaje, y te manda ánimo y un fuerte abrazo.

Entrevista a Juan Antonio Sarría Prieto

Analista Financiero

¿Qué aprendiste en el cole que te ha servido en tu trabajo?

Sobre todo, el nivel de inglés que tenemos, y el salir con un tercer idioma. Cuando yo estudiaba, recuerdo que nadie daba mucha importancia al francés, pero, en el momento que viajas a Francia, te das cuenta de que realmente lo sabes hablar y entender, incluso aunque lo tengas un poco olvidado. Y además, tenemos una muy buena base de inglés, que a la hora de salir al mercado laboral es un punto a favor. Ser capaz de hablar inglés en tu empresa es al final lo que te hace progresar.

¿Qué fue para ti el colegio?

Fue una época muy memorable. Guardo buenos recuerdos de todos los profesores: José Luis me hizo apreciar la poesía, Jesús Martínez transformaba la historia en un cuento para que fuera más fácil de estudiar, Jorge contaba mucho conmigo, …

¿Qué te condujo a ser analista financiero?

“Soy una persona muy creativa y siempre me ha gustado el mundo audiovisual: la fotografía, la edición de imágenes, los montajes de vídeo… Me llamaba mucho la atención estudiar Comunicación Audiovisual, aunque me gustaba más como hobbie. A veces lo uso como herramienta en mi empleo actual, pero realmente no me veía trabajando de eso; valoraba más tener algo estable. Estuve un poco perdido, y en Bachillerato lo que más me gustó fue Economía, así que decidí darle una oportunidad. Tiene muchas salidas. Ser analista financiero es, a rasgos generales, analizar e interpretar una serie datos y fijar unos objetivos para la empresa a partir de ellos. Considero que es una vía para dar salida a mi parte creativa.

¿Qué crees que es lo más importante a la hora de elegir una carrera?

“Hay que encontrar un equilibrio entre lo que verdaderamente te gusta y lo que te haga cobrar. Yo he tenido la suerte de que esas dos cosas las he encontrado en la economía.

¿Qué es lo que más y menos te gusta de tu trabajo?

Me gusta que ejerzo esta profesión por vocación, y que me permite poner en práctica todos los conocimientos que he aprendido. Algo que no me gusta es que después de tres años estoy en una posición en la que ya no aprendo tanto como me gustaría. Ahora soy yo quien enseña a otros.

¿Cómo es la universidad?

El primer año es duro. Entras con la idea de la materia que quieres estudiar y te das cuenta de que realmente se diversifica todo más, y en vez de estudiar Economía acabas teniendo clase de Derecho, Sociología, Estadística… Además, la carrera es un mero trámite: se aprenden muchas cosas, pero donde uno se desarrolla es en la práctica, en la que puedes aplicar las nociones que te han enseñado. Una carrera es una herramienta que usas para en unos años estar en un puesto, que es el que de verdad tiene que gustarte.

¿Cuál es la diferencia que más percibiste con respecto al colegio?

El principal aspecto que yo noté, al ir a una universidad pública, fue que tienes mucha más libertad. Los profesores simplemente van allí y hacen su trabajo, mientras que en el Norfolk se preocupan por ti. Si un alumno de 7 saca un 2, el profesor va a hablar con él. En cambio, en la universidad, cada uno va por libre. Tienes que planificarte: nadie va a estar encima de ti preguntándote si llevas bien el examen.

¿Qué idioma crees que tiene más futuro?

Diría que el inglés, pero, más que el futuro, es el presente. Hoy en día, las empresas dan mucho prestigio al alemán, a pesar de que todos los alemanes hablan inglés perfectamente… Si tuviera que elegir, supongo que escogería el chino: si un séptimo de la población es china, es lógico que cada vez su idioma va a hablarse más.”

¿Cuál crees que es el aspecto fundamental de Bachillerato?

Al final, es todo organización. Hay que ir a por todas en primero, para tener algo a lo que aferrarse en segundo si las cosas no van bien. El nivel de exigencia es muy alto en el último curso, pero con esfuerzo y tiempo se puede sacar.

Entrevista realizada por Sonia Olave,
estudiante de 4º de la ESO.

Entrevista a Elsa Errea

Derecho

¿Qué fue el colegio para ti?

El colegio Norfolk para mí fue una familia en la que crecer, ya que todos los años de mi vida hasta la Universidad los pasé allí. El Norfolk me enseñó muchas cosas, y del cual sigo aprendiendo, tanto de amigos como profesores.

Aunque cuando estás allí no eres consciente, siempre se miran los años del colegio con mucho cariño y te das cuenta de lo mucho que te cuidaban esos profesores de los que siempre te quejabas. No es fácil su trabajo y ellos están poco acostumbrados a que se les agradezca, habría que hacerlo; los profesores te cuidan, están encima de ti, se preocupan y por tanto, te echan la bronca; es ley de vida.

“En cuanto a los compañeros, siempre te encuentras de todo, pero también aprendes; de los buenos amigos, y si son buenos, estarán allí siempre, y de los que no lo son, que es imposible llevarse bien con todo el mundo, pero que el respeto lo hace todo fácil.”

“El colegio Norfolk me enseñó muchas cosas. Me enseñó a estudiar, a esforzarme, a trabajar por mis sueños, pero también a reír, a llorar, la frustración, la decepción… y ahora, tres años más tarde, todo ello lo veo con cariño, porque me hizo ser la persona que estoy ahora y yo estoy orgullosa.”

¿Qué aprendiste en el colegio que te sirve actualmente en tu trabajo?

“En lo académico, a trabajar, a esforzarme y a ser consciente de que las cosas no se regalan. Desde mi punto de vista personal, yo siempre estudié mucho y me exigí mucho y gracias a ello, cuando llegué a la Universidad, el cambio no fue tan drástico y me fue bien.”

¿Cómo fue para ti el primer año de la universidad? ¿Era cómo te lo esperabas?

“El primer año de Universidad me dio muchas cosas. Me dio amigos nuevos y maravillosos, me dio buenos y malos profesores y me dio muchas experiencias nuevas. Considero que el cambio del colegio a la Universidad nos viene muy bien para madurar, para sentir que ya no están encima de ti y que la responsabilidad es tuya pero sobre todo, para crecer como persona.”

¿Qué consejos podrías dar a los estudiantes que quieren estudiar la misma carrera?

“Les diría que es una carrera que hay que querer estudiar y a la que no meterse por descarte. Es una carrera preciosa pero hay que estudiar mucho y si no te gusta o no estás acostumbrado, igual el primer golpe es duro. Sin embargo, es una carrera que te da grandes oportunidades y en realidad puedes acabar trabajando de cosas muy diferentes a las que estudiaste.”

“Habrá asignaturas que te gusten más o menos y que sean más o menos difíciles pero también es una carrera en la que si te interesa y la miras con cariño, te puede regalar muchas cosas y te hace pensar muchas cosas. Desde el ámbito internacional en el que puedes estudiar los Derechos humanos como la increíble unión europea y todo lo que nos permite hacer las fuertes relaciones entre los países que sin darnos cuenta nos regalan muchas oportunidades tales como estudiar, trabajar y vivir en otro país sin que por ello renuncies a ningún derecho que ya se te da en España. Pero también tocas temas muy serios y de planteamiento moral como la eutanasia, el aborto, el derecho penal y sus consecuencias, nuestros derechos y obligaciones… todo ello a mí, me flipa y creo que me ha hecho pensar y madurar.”

¿A qué tipo de estudiantes recomiendas la carrera de derecho?

“A alguien con verdadero interés. Hay que estudiar mucho, que no memorizar, porque las leyes están hechas con lógica. Te enseñan desde el primer año cosas muy básicas porque el derecho no lo damos antes de llegar a la carrera pero yo también creo que es muy interesante y que se le puede sacar mucho partido si es ese tu interés.”

¿Qué salidas profesionales ofrece esta carrera?

Pues Derecho tienen millones de salidas. Como abogado puedes dedicarse tanto en un bufete como en millones de empresas en las cuales siempre son necesarios los abogados para llevar todo el papeleo pero también contratos ya sea con otras empresas como con los empleados de por sí.

“Por otra parte, también la carrera de derecho te abre la puerta a muchas oposiciones que implican mucho estudio durante ciertos años, pero si apruebas el examen (la oposición), entonces trabajas para el Estado y con ello tienes trabajo de por vida y estabilidad laboral. En cuanto a la oposición he de decir que no es una decisión a la ligera ya que la media de horas que hay que estudiar todos los días es de 8 a 10 horas y el número de años depende de la oposición que decidas sacarte siendo la de juez la mayor de todas. Sin embargo, es una salida profesional que, si se plantea y se saca, la recompensa es merecida.”

Entrevista realizada por Paula Melar Caballero,
estudiante de 1º de Bachillerato.

Entrevista a Reyes Cano

Estudiante de Psicología

¿Qué estudios has realizado?

“Empecé a estudiar farmacia y tenía muy claro que carrera quería hacer, pero cuando empecé no me gustó nada y decidí cambiarme, y ahora estoy estudiando primero de carrera de psicología.”

¿Qué fue para ti el colegio?

“Para mi el cole es algo que recuerdo con mucho cariño, y ya he olvidado todas las veces que salia enfadada porque tal profesor era insoportable o porque no nos dejaban hacer algo. Al final siempre estamos deseando pasarnos algún día para saludar, fue muy guay también.”

¿Qué aprendiste en el cole que te sirva en tu vida?

“Lo que mas me ha servido para mi carrera fue lengua de bachillerato, tengo que hacer muchos comentarios de texto y gracias a Jose Luis no se me dan tan mal. Y quizá informática también aunque ya se me ha olvidado todo y ando siempre con tutoriales de YouTube.”

¿Cómo recuerdas bachillerato, incluida la selectividad?

“Lo echo mucho de menos, era muy guay ver todos los días a tus amigos y ahora pienso que me quejaba demasiado. Cuando lo terminas te das cuenta de que era una tontería y que no había que agobiarse tanto porque al final todo sale bien. Y selectividad para mi estuvo bien, conoces a gente y son días divertidos en realidad.”

¿Qué es lo que más y lo que menos te gusta de la carrera?

Lo que más me gusta es el temario en si, me parece una carrera muy interesante. Y lo que menos me gusta es cómo son los exámenes, yo pondría algún parcial y menos exámenes de test porque no evalúa nada lo que has estudiado, algún examen de desarrollo o de preguntas cortas.

¿Crees que hay una serie de aptitudes necesarias para estudiar esta carrera?

Hay que ser empático, es necesario poder entender a los demás y que te interese como se sienten y sobre todo querer saber por qué se sienten así.

Entrevista realizada por Ana Sanz,
estudiante de 1º de Bachillerato

Entrevista a María Gutiérrez Gurich

Maestra de educación infantil y primaria con especialidad en pedagogía terapéutica de la audición y lenguaje.

¿Qué estudios has realizado?

“Cuando salí del colegio estudié Magisterio de Educación Infantil, que son cuatro años, después al año siguiente me saqué Magisterio de Educación Primaria, y recientemente, este años para ser exactos, he terminado la especialidad de Audición y Lenguaje y de Pedagogía Terapéutica. A parte he acompañado mi formación con un montón de cursos de Educación Especial y el título de Monitor de Tiempo Libre.

¿Qué ha sido el colegio para ti?

El colegio ha sido una fuente de formación y amistad, la verdad, pasado el tiempo he visto como los amigos que un día hice allí todavía me acompañan. La formación que he recibido ha sido buena, y hoy en día guardo un grato recuerdo de los profesores.

¿Qué has aprendido del colegio que luego te ha ayudado o te ha servido posteriormente?

“Pues mira, algo que me llevé del colegio y que muy pocas veces valoramos es el gran nivel de inglés con el que salimos. Mientras estamos dentro no lo valoramos lo suficiente, pero comparado con lo que me encontré en la universidad… Y referido al nivel de inglés un consejo que doy a todos los chavales, es que no desaprovechen el nivel con el que salen del colegio, ya que nadie te lo va a contar pero hoy en día para casi cualquier trabajo te van a pedir mínimo un nivel B2 de inglés y es más fácil aprobar el examen cuando tienes el idioma todavía fresco.

¿Cómo fue tu primer año de carrera?

“Pues creo que esto que voy a decir es general a casi todas las carreras, pero la verdad es que mi primer año fue bastante aburrido porque es súper teórico y no termina de reflejar muy bien lo que vas hacer luego durante tu vida profesional, es un poco pesado. Y creo que esto es algo común a todas las carreras que conozco.

En general, ¿te has sentido preparada para la carrera? 

“Sí, aunque mi carrera finalmente, no requería una formación muy técnica.

Y bueno, vamos a dirigirnos ya a la pregunta de oro, ¿en el ámbito profesional qué salidas has encontrado?

Pues bueno, a ver, cuando estudias Magisterio, las únicas salidas que suele haber es ser profesora o impartir clases en la universidad. En mi caso, me siento más atraída hacia la práctica, aunque por desgracia todavía no he podido ejercer de ello, siempre estado estudiando y es recientemente cuando por fin he terminado, ya que hace dos años sentí la revelación de que me quería dedicar a la Educación Especial, y por lo tanto espero encontrar trabajo de PTDAL (pedagogía terapéutica de la audición y el lenguaje) en un colegio.

En término generales, ¿dirías que es duro encontrar trabajo?

Pues sí, la verdad. Hay muchos profesores y muy pocas plazas. Hay dos vertientes, te puedes intentar sacar las Oposiciones, que son un trabajo muy duro y que al final del día no te asegura un puesto de trabajo porque hay mucha gente que se presenta para muy pocas plazas, o te puedes meter por la vía privada, que en mi opinión es difícil.

Entrevista realizada por Cecilia Mula Aragón,
estudiante de 1º de bachilletaro.