Entrevista a Pablo Moreno

Académica


¿Qué recuerdas de tu paso por el colegio?

“Para mi fue una época muy feliz y recuerdo con mucho cariño a los profesores y compañeros que compartieron conmigo esa época. Sigo en contacto con profesores y compañeros.”

¿Qué utilizas en tu día a día de la experiencia en el colegio?

“Sin lugar a dudas el inglés que estudiamos. Me ha aportado muchas oportunidades tanto formativas como laborales.”

¿Por qué decidiste estudiar audiovisuales?

“No hice la mejor gestión de mis estudios en la recta final del bachillerato, y pensando que podría vivir de las rentas, me encontré suspendiendo selectividad en la primera convocatoria. Tras la segunda convocatoria quedaron muy pocas carreras que pudieran interesarme ya que yo tenía fijación por INEF (actual CAFYDE) y periodismo o audiovisuales. También se me daba bien el inglés, por lo que filología también me pareció atractiva, pero no pude entrar.”

“Decidí no quedarme quieto y con la nota de selectividad me dieron plaza directa en el grado superior en Imagen, de modo que decidí darle una oportunidad que finalmente salió bastante bien. Al acaba este grado sentía que tenía que hacer la carrera u otro grado superior complementario, así que entré al instituto de RTVE para hacer Realización.”

¿En qué rama de audiovisuales estás trabajando?

“Actualmente marketing y publicidad, gestión de RRSS, y creación y gestión del contenido. También he trabajado en anterioridad en cortos, fashion films, televisión, teatro… es un mundo muy amplio.”

¿Siempre has querido trabajar en esto? ‘

“Desde siempre. Cuando era más joven no contemplaba la posibilidad del emprendimiento, quizás porque no se nos inculcó o quizás porque nuestros ejemplos más cercanos (padres, hermanos y amigos) eran trabajadores por cuenta ajena, en el sector privado la gran mayoría. ’’Yo quería esto, pero no sabía cómo se llamaba’’.”

¿En qué universidad o colegio te formaste?

“CIFP José Luis Garci, Instituto de RTVE y cursos y formaciones no regladas.”

¿Qué proyectos hacías durante tus estudios?

“Realizábamos las mismas prácticas a lo largo del curso, pasando cada cierto tiempo por los distintos puestos de trabajo. Es decir, durante un cuatrimestre hicimos una sitcom en la cual durante dos semanas nos pasábamos el relevo de la dirección, los montadores, atrezo…”

¿Qué equipos utilizabas?

“La verdad que tuve la oportunidad de trabajar con equipo muy bueno. Sobre todo en el Garci, que era público y sin embargo contaba con un profesorado y un material técnico espectacular. En el instituto RTVE trabajamos con los profesionales de la TVE, entonces según lo hábil que demostrases ser podías acceder a ciertas responsabilidades.”

Entrevista académica realizado por Samuel 4ºESO

Deportiva

¿Cuáles son tus logros deportivos?

“He ganado el campeonato de Madrid absoluto en tres ocasiones en distintas categorías y he asistido a la Copa del Rey de halterofilia en 2020. Actualmente opto a medalla en mi categoría de peso para el campeonato absoluto de España 2021 al cual clasifiqué recientemente.”

¿Cuáles son tus rutinas de ejercicios y tiempos?

“Entreno entre 6 y 9 sesiones semanales siempre que el trabajo me lo permita. Las sesiones fuertes me llevan entre 90’ y 120’ , pero si voy apurado puedo meter una sesión en 45’ (no muy recomendable porque calientas menos o no estiras apenas y luego se nota negativamente).”

“Mi máximo de arrancada es 126 pero tengo calculado algo más, y en dos tiempos 150 pero también tengo calculado algo más. En básicos son: sentadilla 220, peso muerto 230 y en press militar 130.”

¿Es tan importante la alimentación?

“A mi me lleva la alimentación un nutricionista, y cuando cumples los resultados se multiplican.”

¿Porque elegiste este deporte?

“Daba clases en un centro deportivo que impartía CrossFit, y dentro de las ramas del CrossFit la halterofilia es una de las más atractivas. Un profesor externo que contrataban para dar esas clases vio potencial y me invitó a participar en una competición. Esa competición fue mi primer campeonato de Madrid, donde obtuve medalla de oro.”

¿Qué te motivó a competir en ello?

“Una nueva experiencia. Yo hacía puntos para el equipo a cambio del pago de la ficha, como no perdía nada fui. Casi siempre he funcionado así hasta hace algo más de un año, y ahora me he lo querido tomar más en serio.”

Entrevista deportiva realizada por Mario y Diego Muñoz 4ºA

Entrevista a Alejandro González Momblán

Estudiante de Ingeniería Informática

¿Qué tal fue tu experiencia en el Norfolk?

“Sinceramente, siempre me he sentido muy cómodo en el centro, tanto por los profesores como por los compañeros en general. Nunca he podido tener ninguna queja y lo que más agradezco es la formación tan buena que he podido recibir a lo largo de los 15 años que he estado allí. Llega un momento en el que el colegio se convierte en una segunda casa para ti, principalmente por todas las experiencias que puedes llegar a recordar después de tanto tiempo.”

¿Qué conocimientos sigues usando que aprendiste en el colegio e instituto?

”Bueno, me gustaría decir que utilizo todo lo que me han enseñado pero por desgracia no es el caso, y me imagino que con la mayoría de los exalumnos ocurre lo mismo. Sin embargo, eso no significa que estos conocimientos no sean útiles, sino que no todos están igual de presentes en mi día a día. Lo que más destacaría son los conocimientos que he podido adquirir en toda la rama científica, aunque ahora lo que más utilizo son mis conocimientos en Matemáticas, Física e informática, ya que están estrechamente relacionados con la carrera que estudio actualmente, y además el inglés que desde mi punto de vista es fundamental tanto en mi carrera como en el día a día.

¿Qué salidas te proporciona esta carrera?

“Es importante mencionar que hoy en día la Informática es una de las disciplinas con mayor soporte, crecimiento y demanda, además de que es un pilar fundamental en nuestro estilo de vida de este siglo. Por ello, una carrera como la Ingeniería Informática ofrece un abanico de opciones enorme a la hora de entrar en el mundo laboral, por no hablar de la formación personal que nos aporta a todos los niveles. Además, una cosa que siempre me han dicho es que cualquier empresa necesita siempre un informático, por lo que no es difícil encontrar un trabajo adecuado en poco tiempo. De esta manera, alguien graduado con estos conocimientos puede encontrar trabajo fácilmente en cualquier lugar del mundo, con trabajos relacionados con el Diseño y Desarrollo de Software, Inteligencia Artificial, Analista de Datos, Diseño y Desarrollo de Videojuegos y Aplicaciones, Arquitectura de Software o Computación Cuántica entre muchas, muchas más opciones.

¿Fue fácil encontrar trabajo como Ingeniero informático?

“En realidad aún no tengo ni he tenido ningún trabajo como Ingeniero Informático ya que no he terminado todavía la carrera, pero busco trabajo activamente sobre cualquier cosa relacionada con el campo de la Informática. Lo que sí que puedo decir es que tuve hace casi 2 años un trabajo de verano en una empresa importante relacionada con el sector seguros, lo que me ha proporcionado una gran experiencia personal muy positiva y conocimientos en un área nueva para mí. Para ese puesto de trabajo siempre estaban buscando personas nuevas con poca experiencia para darles un primer trabajo y formación profesional, así que ese empleo fue ideal para mí como un comienzo.

¿Te ha gustado siempre la informática?

“Desde pequeño he tenido siempre un gran interés por la tecnología y, sobre todo, por el mundo de los videojuegos. En ese sentido, recuerdo haber pasado horas y horas jugando con mi hermana y con mis amigos desde que tengo uso de razón, por lo que siempre me he sentido a gusto con todo lo relacionado con lo digital. Además, durante mis años en el instituto siempre tuve bastante facilidad para manejarme con los ordenadores y podría decir que la asignatura de Informática nunca supuso un “problema” para mí, puesto que se enseñaban cosas a las que yo ya estaba acostumbrado anteriormente.”

¿Qué fue lo que te inspiró a estudiar Ingeniería Informática?

“Siempre tuve mucho interés por todo lo relacionado con la Informática y, en los últimos años, por el área de la Física y las Matemáticas. Además, dada la situación actual, también di mucha prioridad a la idea de estudiar una carrera que me pudiera abrir las puertas del mercado laboral teniendo, además, una buena preparación en idiomas y en el sector Informático a través de una Ingeniería.

¿Cómo de difícil es la carrera?

”Es curioso porque las personas que han crecido en esta generación viven muy acostumbradas a las nuevas tecnologías y hasta se llega a decir que hoy en día los niños nacen con un smartphone en las manos. Por ello, uno nunca se imagina que la Ingeniería Informática puede resultar complicada, pero lo chocante es que a pesar de ser una de las carreras con mayor demanda, también es una de las carreras con mayor índice de abandono en los primeros años. Una vez estás dentro estudiando es más fácil de entender, porque se requieren conocimientos muy avanzados dentro del campo de la Física y las Matemáticas, sumado a una carga de trabajo considerable desde el primer momento dado que se trata de una ingeniería, y esto hace que la carrera no esté hecha para todo el mundo aunque te guste mucho la temática.

¿Cómo son las prácticas en la carrera? ¿En qué momento se realizan?

“A lo largo de toda la carrera se realizan unas “prácticas” en casi todas las asignaturas, pero en verdad son solamente una serie de tareas (mayormente basadas en programación) que están relacionadas con los conceptos teóricos vistos en clase. Por otro lado, en cuarto curso están disponibles las prácticas de empresa, que permite a la gente trabajar como becarios en una empresa durante varios meses con la posibilidad de continuar trabajando con un empleo después de un tiempo. Este tipo de prácticas son muy valoradas por los estudiantes ya que permiten conocer el funcionamiento interno de una empresa real ante una multitud de proyectos hoy en día.”

¿Qué nota necesitabas para entrar a la carrera? ¿Te llegó para lo que querías estudiar?

“La verdad es que siempre tuve en mente cualquier carrera relacionada con la Informática, ya que es algo que me apasiona, aunque mi objetivo era estudiar Física en la UAM o la UCM, pero por ciertas circunstancias no conseguí obtener la nota suficiente y me quedé algo por debajo de lo que yo quería. En ese momento la nota de corte para Física era un 12,783 en la UAM y un 11,896 en la UCM, pero mi nota de acceso final (tras revisiones que solicité) fue un 11,257 que obviamente no fue suficiente para entrar en esa carrera.

No obstante, en cuanto vi que no me llegaba la nota mi opción fue inmediatamente la Ingeniería Informática y como la nota de corte para Ingeniería Informática en mi universidad era un 8,746 decidí entrar sin ningún miedo con el objetivo de ver si me gustaba y quería continuar en esa carrera. De todas formas, es importante mencionar que las notas de cortes son variables de un año a otro, dependiendo de la demanda y del número de plazas que oferten las universidades.

Por cierto, un dato curioso que pocas personas saben es que cuando realicé la EvAU, mis exámenes fueron en la facultad donde se estudia Ingeniería Informática y al entrar en la carrera tuve que dar las clases de bastantes asignaturas en la misma aula en el cual me examiné durante la prueba de acceso. Siempre me ha parecido una coincidencia bastante curiosa y no creo que le haya pasado lo mismo a muchas personas.

Entrevista realizada por Daniela Dominguez y Fernando Lumbreras de 3ºB ESO

Entrevista a Gabriel Laguna

Programador de videojuegos


¿Qué se necesita para ser un programador de videojuegos?
“Tener la mente preparada para comprender el funcionamiento y la lógica del ordenador y el código, ser capaz de dividir tareas grandes en pequeñas para poder simplificar y trabajar sobre esas tareas. Ser limpio con lo que hagas (código fácil de seguir a ser posible, ordenado, con comentarios para que lo entiendan otras personas…) y tener nociones de matemáticas y física ayuda bastante.” “Puede ser un poco difícil al principio, pero llega cierto momento en que das con la mentalidad y a partir de ahí todo va más fluido. También veo importante tener nociones de otras partes del desarrollo del juego, para poder facilitar y entender los problemas del equipo.”

¿Por qué te has decantado por crear videojuegos en lugar de dedicarte a jugarlos ?
“Siempre me ha atraído la capacidad de los videojuegos de entretener, de contar diferentes historias, de poder conectar con los personajes que controlas… Cuando tuve que pensar en el futuro, llegué a la conclusión de que yo quería también poder entretener y hacer pasar a la gente un buen rato de la misma manera que yo lo haría contando mis propias historias. Así que decidí dar ese paso.”

¿Cuándo despertó en ti la vocación?¿Lo supiste desde siempre?
“La verdad es que no tenía 100% claro qué es lo que quería hacer en el futuro. Cuando era pequeño quería ser astronauta, pero a lo largo de los años fui desechando esa idea.” “Diría que encontré lo que quería hacer alrededor de 4to de la ESO, cuando intenté buscar cosas que me podrían gustar y, – entre mi pasión por los videojuegos, haber visto varios videos sobre el desarrollo de videojuegos y unas clases de Tecnología en el instituto – me fui haciendo a la idea.”

¿Cómo fue para ti el colegio?¿Qué sacaste de él?¿Influyó en algo en tu elección?
“El colegio fue para mi un lugar de descubrimiento y crecimiento como persona.” “Me esforcé por sacar partido a todo lo que los profesores enseñaban y conocí y disfruté con mis compañeros durante esos años. Creo que sin eso no hubiera llegado a comprender qué es lo que realmente me gusta y hacia dónde quería ir en el futuro. En especial, si no hubiera sido por las clases de Informática sobre programación básica, no sé si hubiera acabado por el mismo camino.”

¿En qué universidad te formaste?
“Me formé en una universidad llamada ESNE, en Madrid.” “La experiencia para mi fue genial. Es verdad que comparado con el colegio era bastante distinto, no sólo por las diferentes clases que abarcaban todo lo de alrededor del desarrollo del videojuego (arte, diseño, marketing, programación…); también por los nuevos compañeros, con más sintonía con mis gustos, y el formato de trabajo más centrado en los proyectos a lo largo del curso más que un examen al final del curso. Era más trabajo claro, pero creo que en general aprendí mucho más de esa manera.”

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?
“La compenetración que hay que tener con los compañeros, tanto programadores como artistas o diseñadores, para poder realizar los elementos del juego; la creatividad del trabajo en sí, la diversidad de gente dentro del equipo, con especialidades muy distintas; y un sistema de trabajo interactivo que permite corregir errores y ver avances ya desde el primer momento.”

¿Qué es lo más difícil de ser programador?
“Creo que esto se podría ampliar a cualquier programador la verdad: que el código empiece a fallar.” “Pensabas que lo tenías todo bien y te toca averiguar el problema, a veces teniendo que estar muchas horas sólo viendo el código, o parando la ejecución del proyecto (si es posible) para ver lo que está pasando. Son esos momentos en que hay que tener mente fría y mucha paciencia, pero encontrar la solución tras tiempo intentándolo es bastante satisfactorio.”

¿Qué tipos de videojuegos disfrutas más creando? “Aún me cuesta decidir qué me gusta más, ya que creo que aún me falta experiencia creando juegos; pero tengo interés con los juegos de plataformas, puzles o de aventuras (siempre he sido un fan de esos tipos de juegos). Quizás por la parte de hacer el movimiento del jugador lo más interesante y divertido posible entre otras cosas. Espero en el futuro poder trabajar más con ellos; si no dentro de una compañía, al menos por mi cuenta.”

¿Cuál es el proyecto más interesante o mayor en el cual te has visto inmerso?
“El proyecto más interesante era un juego móvil de batallas entre dos tropas en la que ponías en el espacio disponible tus soldados de distintos tipos para ver después cómo se desarrollaba la batalla contra el enemigo. Con los soldados, cada uno con sus habilidades especiales y sus pros y contras, daban bastante juego para generar diferentes estrategias, tanto para el modo campaña como contra jugadores. Era uno de los proyectos más grandes (y entretenidos en mi opinión) que teníamos en la empresa en su momento.”

¿Alguna vez te has arrepentido de tu decisión o has dudado de ella?
“No he sentido arrepentimiento, pero sí que he tenido dudas en algún momento debido un poco a las posibilidades de trabajar en el ámbito que quieres y el camino que he tomado como carrera, que es más suave de lo que podría haber sido una ingeniería informática típica. Pero creo que es algo que le puede pasar a cualquiera, y en mi caso concreto (y por suerte), he podido trabajar en la industria desde que salí de la universidad.”

¿Qué consejos tienes para aquellos que aspiran a seguir tus pasos? “Hay que enterarse bien qué tipo de estudios quiere realizar (si hacer una carrera de programación primero y luego tener nociones de videojuegos como algo posterior, o ya enfocarse desde el principio) y los contenidos que hay dentro de esos estudios, ya que depende de por dónde quieras acabar (trabajando en una compañía grande o ir más indie) te interesará más uno u otro.” “Otro punto importante es intentar realizar pequeños proyectos que te puedan servir como portfolio y poder enseñar en las entrevistas; es un punto bastante positivo que complementa muy bien con la experiencia que ya tengas.” “Y lo más importante es tener un poco de paciencia, ya que encontrar el trabajo que quieres de primeras es bastante difícil. Es cuestión de ir adquiriendo experiencia e ir viendo para mejorar salarialmente.”

Entrevista realizada por Celia Domínguez, alumna de 4ºA ESO

Entrevista a Cristina Galván

Doble grado en Matemáticas e Informática. Nº1 de su promoción.

¿Qué tal fue tu experiencia en el colegio Norfolk?

“Muy buena; estoy muy contenta con todo el tiempo que pasé allí, con los amigos que mantengo y con los profesores tan buenos que tuve. El colegio para mí fue una época muy bonita, en la que disfrute, aprendí y conocí a mucha gente muy especial para mí. Tengo varios compañeros del colegio que sigo viendo a menudo, pero cuando me encuentro a alguno que hace mucho tiempo que no veo, me hace mucha ilusión.”

“A los profesores los echo de menos, a todos ellos. Siempre que puedo, me acerco por allí para ver a aquellos que siguen, y me hace mucha ilusión. No cambiaría nada, estoy contenta con mi etapa en el colegio. Al final, gracias a esa época he llegado hasta donde estoy ahora, lo cual me hace muy feliz.”

¿Qué conocimiento usas o sigues usando que aprendiste en colegio o instituto?

“Todo aquello que tiene que ver con las matemáticas e informática. Además del inglés, por supuesto.”

¿Desde bien pequeña supiste a lo que te querías dedicar?

“Sí, desde pequeñita me han encantado las matemáticas y tenía claro que quería hacer algo relacionado con eso. Con el simple hecho de ver número soy feliz, todo aquello que me hace pensar, investigar y ver cómo resolver problemas me encanta desde siempre.”

¿Quién o qué te ayudó a elegir tu carrera?

“Desde un principio tenía claro que quería matemáticas, pero no sabía bien qué carrera elegir, hay muchas diferentes dentro del ámbito de las matemáticas. Además, tengo una tía que es matemática también, y ella me ayudo a escoger mi carrera.”

“Me aconsejó coger matemáticas con informática, ya que, actualmente, la informática es muy importante y abre muchas puertas en el mundo laboral. Y, la verdad, estoy muy contenta con mi elección.”

¿Cuál fue tu nota en selectividad, te dio para lo que tú querías hacer?

“En selectividad saqué un 12,36 sobre 14.”
“Me dio de sobra para lo que quería, la nota del grado de Matemáticas e Informática era un 5 sobre 14. Poca gente se metía y por eso tenía una nota tan bajita.”

¿Universidad a la que fuiste o estudiaste?

“Estudié en la Universidad Politécnica de Madrid, en la Escuela superior de Ingenieros Informáticos.”

¿Qué tal te fue en la universidad (profesores, notas y compañeros)?

“Fue genial. La mejor época que he vivido. Estudiaba lo que me gustaba, conocí a gente nueva que se han convertido en amigos, pasé muy buenos momentos con mis compañeros, y aprendí mucho.”

“Las notas muy bien, tenía una base muy buena que me ayudó a no tener problemas en sacar las asignaturas.”

“Los profesores, pues hay de todo, hay profesores muy muy buenos que hacen que adores una asignatura, y luego hay profesores tan malos, que llegaban, leían las diapositivas y se iban, sin resolver nuestras dudas, sin hacer la clase más amena e interesante. Al final te acuerdas de aquellos que te ayudaron, te hicieron aprender y que se preocuparon por ti.”

¿A parte de la carrera hiciste algún grado superior o máster?

“Sí, después de terminar la carrera he hecho un Máster en Ciberseguridad, en la Universidad Politécnica de Madrid.”

¿Cómo se te dio la universidad y las prácticas?

“Muy bien, estoy muy contenta de mis notas en la universidad. Las prácticas fueron muy importantes, ya que era la primera toma de contacto con el mundo laboral, en el que iba a trabajar. Al principio fueron difíciles, pero después acabé acostumbrándome.”

¿En algún momento mientras hacías la carrera la pensaste dejar porque pensabas que no era lo tuyo?

“Sí, sin duda. Muchas veces. Sobre todo por la parte de informática. Yo nunca había programado ni sabía nada antes de eso. Nunca. Tuve que estudiar más de la cuenta para las asignaturas de informática, pero valió la pena, porque al final acabé sacándolas y ahora todo ese conocimiento que he adquirido lo uso en mi día a día.”

¿Qué tal tu experiencia laboral en cuanto a compañeros, jefes, cambios de trabajos, te adaptas bien o te cuesta?

“Pues ya he pasado por cuatro diferentes trabajos… Siempre he sido una persona a la que le cuesta bastante adaptarse a los cambios y soy bastante tímida. Sin embargo, en el mundo laboral tienes que adaptarte a todo. Siempre que cambio de trabajo me cuesta un poco, pero acabo adaptándome.”

“Con mis jefes nunca he tenido ningún problema y han sido muy amables y respetuosos.”

“Con mis compañeros siempre me he llevado bien. Al principio me resulta más complicado, ya que entro en un grupo ya hecho y tengo que integrarme. Pero al final todos son bastantes simpáticos y te ayudan con tus dudas y problemas. Te puedo asegurar que he tenido muy buenos compañeros.”

¿Para tu oficio hoy en día necesitas saber idiomas o con saber español te vale?

“Siempre he necesitado saber idiomas, el más importante el inglés, sin duda. Actualmente, la mayoría de documentación informática y de ciberseguridad se encuentra en inglés, y por eso es muy importante saber entenderlo. También es importante defenderte a la hora de hablar, porque no todos los clientes o colaboradores de la empresa van a hablar español. Yo he tenido que comunicarme con compañeros indios, irlandeses, polacos, y de muchos más países del mundo.”

¿Qué tal llevabas el mundo de la informática antes de esa carrera?

“Fatal. Usaba el ordenador para lo justo y necesario. Nunca había programado y no sabía cómo hacer nada de ese mundo.”

¿En qué consiste tu trabajo a día de hoy?

“Actualmente estoy en un trabajo más teórico que práctico. Mis días consisten en certificar si un producto es seguro o no en el ámbito de la informática/tecnología, investigar protocolos y servicios de seguridad, y crear documentación de seguridad.”

¿Te esperabas llegar tan lejos como has hecho?

“Más o menos, la verdad que todavía espero llegar más lejos, para poder seguir aprendiendo y tener un trabajo más práctico en el ámbito de la seguridad informática. Pero me siento muy contenta hasta donde he llegado.”

¿Qué consejo darías a la gente que se quiere dedicar a la ciberseguridad?

“Mi consejo es todo conocimiento es útil y que nunca dejes de aprender. El mundo de la ciberseguridad es un mundo muy amplío que todavía no se conoce en su totalidad, está surgiendo ahora, tiene muchos ámbitos y muchas cosas interesantes. Lo más importante en este mundo es aprender y conocer de todo un poco.”

“Y sobre todo, tener paciencia, mucha paciencia, no todo se aprende de la noche a la mañana, lo bueno siempre tarda un poquito.”

Entrevista realizada por Marina Pinto, alumna de 4ºESO

Entrevista a Olivia Robles

Grado en Nutrición Humana y Dietética, y subcampeona de España de Taekwondo

¿Cuál ha sido tu experiencia en el Colegio Norfolk?


“Recuerdo el cole con mucho cariño, estuve desde 1º de infantil a 2º de bachillerato, y creo que parte de cómo soy ahora es gracias a amigos y profesores con los que coincidí esos años.
Considero que salí preparada; además respecto a mis campeonatos de taekwondo, siempre me pusieron facilidades a la hora de cambiarme algún examen o ayudarme con temario de clases a las que faltaba, si me coincidían con alguno.”

¿Que aprendiste en el colegio que usas en tu día a día?.


“Para lo que estudié en la universidad me sirvieron mucho química y biología de 2º de bachillerato, sobre todo la parte de metabolismo me ayudó a llegar a la universidad con una buena base.
También agradezco mucho las clases de natación (que tanto odiaba los lunes a primera hora), este último año me dio por nadar y me acuerdo mucho de los consejos de ¡Fernando!”

¿Echas de menos a tus compañeros?


¡Si!. Hoy en día muchos seguimos haciendo planes juntos y nos vemos de vez en cuándo, pero cuándo terminamos 2º de Bachillerato cada uno tomó una vía diferente y muchos perdimos el contacto.

¿Qué es lo que más te gusta del taekwondo?


“Creo que todos los deportes aportan muchas cosas buenas.
Para mi, el taekwondo me ha aportado gente increíble y amigos para toda la vida. El entrenar tantas horas con tu equipo te hace crear vínculos muy especiales con tus compañeros y maestros, y además te hace valorar la importancia del esfuerzo, la dedicación y la constancia, aplicable para todos los ámbitos de la vida. Te enseña a aprender de las derrotas y a superarte día a día.
También te hace aprender a manejar los nervios, y esto me ha ayudado en situaciones cómo exámenes importantes o entrevistas, y aunque los nervios siguen estando ahí, ya no son desconocidos para ti.


¿Qué cinturón eres y cuánto has tardado en conseguirlo?


“Empecé en taekwondo con apenas 3 años porque mis hermanas mayores iban y yo quería ser cómo ellas.
Aunque al principio solo iba a jugar y a pasar la tarde, a los 8 años empecé a competir, primero en campeonatos amistosos en Madrid y a partir de los 12 empecé a participar en nacionales y a algún campeonato fuera de España. Me saqué el cinturón negro con 16 años.”


¿Has ganado alguna medalla/trofeo y cuantas?


“Quedé en varias ocasiones campeona de Madrid y estuve en la selección madrileña durante mis categorías cadete, junior y sub 21.
Mis mejores resultados fueron subcampeona en los campeonatos de España de 2012 y 2015.
Es verdad que suelo valorar los combates independientemente de los resultados, y creo que perder enseña mucho más que ganar; de hecho, en todos mis años en taekwondo he perdido muchísimos más combates de los que he ganado, y todos me han aportado mucho, tanto a nivel deportivo cómo a nivel personal.”

¿Crees que el taekwondo es un deporte suficientemente conocido?


“El taekwondo es bastante poco conocido, aunque sí que es verdad que cada vez se conoce un poquito más; además España cuenta con grandes medallistas mundiales y olímpicos, pero, cómo pasa en la mayoría de deportes minoritarios, muchas veces a estos deportistas no se les da el reconocimiento ni el apoyo que se merecen.”


¿Es el taekwondo un deporte para practicarlo cuando seas mayor?


“Lamentablemente, tuve que dejar el taekwondo a los 20 años debido a una lesión, pero definitivamente, sí que creo que es un deporte que se puede practicar de mayor, de hecho tengo muchos compañeros que actualmente compiten a nivel nacional e internacional y que lo compaginan perfectamente con sus estudios.
En mi caso, en los dos primeros años de universidad, cuando todavía entrenaba, las temporadas en las que se juntaban exámenes con campeonatos importantes se hacían un poco duras, pero al final se sacaba tiempo para las dos cosas.
Además, tener exámenes e irte a entrenar un par de horas, te hacía despejarte y coger los apuntes con más ganas.”


¿Que estás estudiando/trabajando?


“Estudié Nutrición Humana y Dietética en la Universidad Complutense. En un principio quería estudiar enfermería pero no me dio la nota y me matriculé en nutrición y repetí selectividad para poder cambiarme al año siguiente.
Me gustó tanto nutrición que al final la acabé, de hecho, hoy en día agradezco que no me diese la nota para enfermería.
Nutrición es una carrera preciosa y te da la oportunidad de ayudar a las personas en muchos ámbitos, no solo es hacer dietas.
Un nutricionista puede trabajar en consulta, en un hospital, en restauración colectiva, en la industria alimentaria, nutrición deportiva, divulgación, educación nutricional, seguridad alimentaria, etc.
En mi caso, los primeros años tenía claro que quería dedicarme a la nutrición deportiva y trabajar con algún equipo nacional de cualquier deporte, pero durante la carrera vi tantas cosas interesantes que al final ¡volví a cambiar de rumbo!
Actualmente me estoy especializando para en un futuro poder trabajar en cooperación humanitaria, coordinando la intervención nutricional en situaciones de emergencia cómo desastres naturales, conflictos armados, etc. Especialmente me enfoco en poblaciones especialmente vulnerables, y en la prevención y el tratamiento de la desnutrición materno-infantil.”

Entrevista realizada por Paola Carolina Blanco,

estudiante de 1º ESO

Entrevista de “Primaria” a “Secundaria”. Preguntas e inquietudes de un alumno.

Pablo Fueyo Gil a Erik Rodrigo Palmehag
Entrevista a Erik Rodrigo Palmehag, estudiante de 3º ESO

¿Como se vive el cambio de primaria a secundaria?.

“Yo personalmente lo viví muy contento, pues me ocasionaba más ilusiones que miedos. Llevo en el colegio desde 3º de infantil y recuerdo cada etapa con mucho cariño.” 

¿Las clases duran lo mismo en primaria que en secundaria? ¿Y los patios?

“Las sesiones en primaria son más cortas, y hay una más después del patio que en secundaria. Los patios también, aunque con la situación de covid se han ajustado los horarios para no coincidir las etapas; ni en patios, ni en la entrada y salida del cole.”

¿Siguen los mismos compañeros que teníamos en infantil y secundaria?

“Los grupos se mezclan en 1º de ESO – que resulta muy positivo – pero al principio echas de menos a tus “compañeros de toda la vida”.

¿Qué asignaturas fueron las más difíciles al llegar a secundaria?¿Matemáticas, Inglés, Lengua, Historia, etc?

“Ninguna en especial me pareció más difícil que otras, solo necesitas ser constante en tus estudios para encontrar tu ritmo en secundaria. Al fin y al cabo las materias que se estudian son las mismas, pero con mayor profundidad. Robótica, Informática, Biología, Ciencias, Historia… las asignaturas cambian de nombre pero son las mismas materias.” 

Me pregunto si van a bajar las notas, pues parece muy difícil.

“No tienen porqué bajar tus notas. Tú sigue esforzándote y obtendrás buenos resultados.”

¿Los profesores van a vuestra clase, o vosotros vais cambiando?.

“Los profesores se mueven de aula en aula, menos cuando hay desdoble. Por ejemplo Religión y Ética, o los grupos de Ciencias y Letras de Bachillerato, donde una parte se queda y otra se marcha a un aula de desdoble.”

¿Hay profesores de primaria que den clase en secundaria?

“Si, los especialistas, como en Inglés, dan en las dos etapas.” 

¿Se pierde el carácter familiar de las clases de primaria?.

“Todo cambia, incluido tu mismo; apreciarás el trato y el cariño de los profesores en los gestos del día a día, en la atención, la preocupación por vuestros estudios, la tolerancia en la adolescencia.., etc; el cambio es mucho más progresivo de lo que te parece ahora.” 

Me preocupa cuando lleguemos a 1º de la ESO…, los mayores de bachillerato me imponen mucho respeto. Pasaremos de ser los más mayores a los más pequeños.

“No has de preocuparte por eso, los mayores nos cuidan y son un ejemplo a seguir. Ellos son conscientes de que empezáis y os tratarán con cariño. Tu hermano, por ejemplo, estará ya en bachillerato y será un ejemplo para todos vosotros.” 

¿Los profesores son difíciles de tratar?

“Todos son diferentes, pero no difíciles; si estás atento al día a día, te acostumbras en seguida y agradecerás que estén a tu lado.”

¿Cuales son los profesores y qué asignatura enseña cada uno?

“Tienes más profesores, porque en secundaria cada profesor tiene su materia exclusiva, no como en primaria. Por ejemplo:”

“José Luís enseña Lengua, Victoria Biología, Jorge Música, Jesús Doñoro Matemáticas, Fernando Ballesteros en Educación física… bueno, los irás conociendo.”

“Como hay un profesor por asignatura, hay mas variedad de ellos, y cada uno tiene sus peculiaridades y su propia forma de funcionamiento de la asignatura. Cuesta aprender cómo funciona cada uno, pero luego se agradece y las clases se suceden más rápidamente.”

¿Los profesores están un poco menos encima de nosotros?.

“No especialmente, pero debes seguir siendo responsable y ocuparte del trabajo del aula, y de repasar en casa. Hay asignaturas que necesitan de la reflexión en casa de la materia. Por ejemplo, en educación física hay muchos cambios ya que hay trabajos y teoría que preparar.”

Galería de Imágenes

Entrevista realizada por Pablo Fueyo Gil,

estudiante de 4º de primaria

Entrevista a Sandra Sánchez

Exalumna de Ingeniería Química, aspirante a Oficial de las Fuerzas Armadas.

¿Qué fue para ti el colegio?

“Me mudé al colegio Norfolk para empezar el año escolar de 3º de Infantil y aunque me dio mucha pena dejar mi vida anterior, me impresionaron las instalaciones del colegio Norfolk y enseguida hice muy buenos amigos entre mis compañeros, amigos que en la actualidad lo siguen siendo y con quienes me sigo viendo. Han sido unos años de formación académica (dándome una buena base para afrontar unos estudios universitarios, de ahí lo duro que en ocasiones me ha parecido), pero también de desarrollo como persona. Aparte de mis amigos, me llevo muy buenos recuerdos de mis años en el colegio, y estoy agradecida a los profesores que he tenido por haber conseguido que me esforzara y superara.”

¿Qué has aprendido para tu día a día en el colegio?

La formación académica sigue siendo importante en mi día a día y lo seguirá siendo. Necesito la base de todas las asignaturas que he estudiado, especialmente de matemáticas, física e inglés, no sólo para mi etapa universitaria o en la academia militar, también sé que lo necesitaré en mi vida profesional.Y por supuesto, los valores en los que he sido educada entre mi familia y el colegio, me han hecho ser la persona que soy.

¿Cuál fue tu nota en selectividad?

“Mi nota de selectividad fue un 11,01.”

“Decidí concentrarme en matemáticas y física como optativas, ya que puntúan 0.2 para el proceso de acceso a la escala de oficiales. Tenía dibujo técnico y química pero decidí hacer peor examen para que no me contara.”

¿Dónde estás haciendo la carrera?

“Después de EvAU me presenté al proceso de acceso a la escala de oficiales para estudiar la carrera militar de 5 años. No lo conseguí y me matriculé en la Universidad Complutense de Madrid para estudiar Ingeniería Química que me permitiría en un futuro la convalidación para el acceso a la escala de oficiales con titulación (serían 2 años en la Academia General).”

“Sin embargo, me informaron de otra posibilidad que consiste en entrar como soldado en Tropa y Marinería y tras un año de servicio promocionar internamente a la escala de oficiales para estudiar la carrera militar de 5 años. Por esta vía tendré que realizar unos exámenes de física, matemáticas e inglés (temario de 2º Bachillerato pero exámenes que se realizan de forma interna) aspirando a plazas reservadas a militares. “

“En diciembre finalizó el proceso por el que he conseguido una plaza como soldado aquí en Madrid en el Ejército del aire. Tendré que esperar a la convocatoria del año que viene para promocionar y empezar a estudiar en la Academia General del Aire donde se consigue un grado en Ingeniería de Organización Industrial.”

¿Es lo que esperabas?

“··Sinceramente no.

“Por un lado, me hubiera gustado entrar directamente en la Academia. Pero por otro, se me ha presentado una opción que no conocía y ahora que estoy dentro como aspirante a soldado está siendo menos duro de lo que pensaba y muchos de mis mandos han seguido este camino y ven muchas ventajas en el hecho de empezar desde lo más bajo.”

“Ser aspirante significa que durante 2 meses estoy en un centro de formación general sobre la vida militar. Una vez jure bandera ya seré soldado profesional; entonces estaré 3 meses más de formación, esta vez específica según la especialidad de mi plaza.”

“Durante estos meses estoy internada en el centro de formación de la base aérea de Torrejón. Al finalizar esta etapa, comenzaré a trabajar en mi plaza y ya podré vivir de nuevo en mi casa.”

Cuando consiga ascender e iniciar la formación en la Academia General del Aire, tendré que irme a Murcia.”

¿A nivel físico te sentías preparada?

Prepararme para las pruebas de oficiales no fue sencillo, porque aparte de estar estudiando para selectividad vino la pandemia y los meses de confinamiento domiciliario sin poder salir ni a correr.”

Prepararme para el proceso de Tropa y Marinería ha sido bastante más llevadero y las pruebas eran mucho menos exigentes.”

 ¿Cómo fue tu primer día?  

Tenía que incorporarme como aspirante a soldado el 11 de enero, pero con la gran nevada, se retrasó al 18. Tras hacerme una PCR me llevaron a por mi uniforme de trabajo y después a comer. Estaba muy nerviosa sin conocer a nadie y guardando distancias de seguridad impidiendo poder hablar con los que actualmente son mis compañeros de grupo.”

Pensé que me empezarían a dar voces y a darnos la típica charla de las películas en plan desmotivador; fue todo lo contrario, nuestros mandos fueron muy agradables desde el principio y nos animan a que evolucionemos y ascendamos.”

He tenido mucha suerte, tengo una compañera de habitación fabulosa, así como mis compañeros de grupo, quienes la mayoría ya tienen su formación universitaria o grado superior, por lo que soy la pequeña del grupo.”

¿Qué es lo que más y menos te gusta de la carrera?

De mi corta etapa de formación como soldado lo que más me gusta es el compañerismo que desde el principio hay entre nosotros. Me ilusiona desfilar y prepararme para la jura de bandera. El día de la pista americana, (embarrada hasta las cejas) también será un día inolvidable.

Lo que menos me gusta y peor llevo, es levantarme a las 6 de la mañana (a hurtadillas, porque no está permitido), para hacerme el moño sin que quede un solo pelo suelto (ya me han puesto una sanción por ello).”

¿Cúal es tu principal objetivo para el futuro?

Mi objetivo y el motivo por el que estoy pasando por esta etapa de soldado raso es entrar en la academia militar y salir como oficial. Quiero servir a mi país, protegiendo y defendiendo a las personas y el planeta que habitamos, además de formarme y prepararme para ello lo mejor posible.”

¿Ayuda tener un muy buen nivel de inglés?

Sí, es fundamental. Una de las pruebas tanto para el acceso directo a la escala de oficiales como por promoción interna es el nivel de inglés. Más aún si quieres tener evolución internacional, con misiones en otros países. Uno de los motivos por los que estudié en el Colegio Norfolk es el buen nivel de inglés que adquiere uno.”

¿Cúal es tu asignatura favorita por el momento?¿Y la más complicada?

Del temario de formación general que he cursado, lo que más me ha gustado ha sido “Instrucción básica del combate” (cómo camuflarse, tipos de movimiento, equipamiento, etc.). También la charla sobre ciberseguridad fue muy interesante.”

Lo que más complicado me resulta estudiar son las reales ordenanzas.”

“De todas formas, mi interés por las mates y la física se remonta a tiempos en el colegio Norfolk, donde tuve la suerte de tener profesores que motivaron aún más mi interés por estas asignaturas.

¿Hubo alguien o algo que te inspiró para escoger esta carrera?

Siempre me ha gustado el deporte y querer ayudar a los demás. Sin embargo, supe que medicina no era para mí; por lo tanto empecé a interesarme por las fuerzas armadas. “

“Cuantos más documentales veía, más me gustaba la misión tan importante que desempeñan, pasando bastante desapercibidos. Soy celíaca, y hasta hace un par de años no cambiaron el cuadro médico de exclusiones, así que en cuanto supe que lo habían cambiado, lo tuve claro.”

¿Qué consejos podrías dar a los estudiantes que quieran enfocarse en el ámbito militar?

Primero de todo, que no se agobien por la nota de Evau, ya que hay otras vías de entrada además del acceso directo. La mayoría de mis compañeros tienen una ingeniería que puede ser convalidada para acceder a las Fuerzas Armadas con titulación.”

Lo segundo, que si lo tienen claro, que empiecen a prepararse lo antes posible, tanto a nivel físico como a nivel académico.”

Y por último (pero no menos importante), es que realmente tiene que ser vocacional y tiene que gustarte, ya que desempeñar un trabajo en el ámbito militar es muy duro y sacrificado, y es probable que buenos estudiantes pudieran aspirar a trabajos en la empresa privada mejor pagados.”

Entrevista realizada por Laura Navarro,

estudiante de 2°de Bachillerato

Entrevista a Marta Chaves

Estudiante de Biomedicina de primer año.

¿Dónde estudias la carrera?

“En la UFV, en Pozuelo.”

Por ahora, ¿qué es lo que más te gusta de la carrera?

“Con diferencia, lo que más me gusta son las prácticas en el laboratorio.”

¿Qué salidas profesionales ofrece y cuáles de ellas te interesan más?

“Las salidas profesionales van más encaminadas hacia la investigación en laboratorios, y también se puede ser médico interno. Personalmente estudio esta carrera para poder hacer después el master en Sexología, que es a lo que me quiero dedicar.

¿Cuál es tu asignatura favorita por el momento? ¿Y la más complicada?

Asignatura favorita… por ahora Anatomía pero también es muy complicada. Del primer cuatrimestre sin duda la más difícil era bioquímica, pero ahora posiblemente sean anatomía, genética o biofísica. 

¿Que tal las prácticas?, ¿cómo se realizan?

Hay muchísimas prácticas, ahora mismo estoy teniendo mínimo 2/3 turnos por semana y cada turno son 3h de laboratorio. Respecto a como son depende mucho de la asignatura, ya que por ahora ha habido de química, bioquímica, anatomía, metodología de la experimentación y biología celular.”

Normalmente la primera media hora te explican por encima lo que tienes que hacer, aunque ya debes de tener una idea porque antes hay que estudiarse el guión de prácticas, y te dejan a tu aire en el laboratorio y van mirando si sabes o no hacerlo, y si cumples con los tiempos y usas correctamente el material, ya que hay un montón de normas con respecto a la manipulación de, por ejemplo, los ácidos.

¿Estás contenta con la universidad que elegiste?

Estoy enamorada de mi universidad y, la verdad, si en algún momento decidiese cambiar de carrera intentaría volver a hacerlo en esta misma universidad. 

¿Cómo fue tu proceso para adaptarte a la universidad?

Antes de empezar hay unas pruebas de admisión con entrevista y una serie de exámenes. Cuando ya te admiten, un alumno de un curso superior te enseña el campus y te explica como funcionan las cosas, lo que ayuda bastante.

“En cuanto a las asignaturas y la forma de estudiar, es un cambio bastante bastante brusco y estoy empezando a adaptarme ahora (después de 5 meses), así que no te agobies si al principio absolutamente todo te sale distinto a como quieres o esperabas otra cosa, es cuestión de tiempo. 

Muchas gracias por tu orientación y te deseo mucho éxito.


Entrevista realizada por Isabel Pita,

estudiante de 2º de bachillerato

Entrevista a Marian Gancedo

Grado en Administración y Dirección de Empresas

¿Qué fue para ti el colegio? 

Ha sido el sitio donde he conocido a los que a día de hoy siguen siendo mis mejores amigos, he tenido muy buenos profesores que me han enseñado a ser mejor persona, a esforzarme, socializar…Para mi junto con la universidad ha sido el sitio donde me he desarrollado como persona y siempre tendré muy buen recuerdo

¿Cuáles eran las asignaturas que más te costaban en el colegio?

“Física y química, y matemáticas. Irónicamente he estudiado ADE que son prácticamente todo matemáticas y ahora me gustan y se me dan bien

¿Utilizas el inglés aprendido a lo largo de tu vida académica? 

“En la carrera no lo utilicé, ya que todas las asignaturas que cursé fueron en castellano, aunque en el último curso hubo opción de cursar asignaturas en inglés. Pero sí lo utilizo, ya que es vital y sobre todo para la vida laboral, y en cualquier trabajo o prácticas te lo exigen, así que importante ponerse las pilas con el inglés.” 

¿Qué salidas profesionales tiene la carrera de ADE?

Marketing, Finanzas, Contabilidad y auditoría, Dirección y estrategia empresarial, Análisis de datos, Investigación sociológica

“Aunque te especialices en una de estas, no quiere decir que te cierre las puertas hacia las demás opciones. Yo soy analista de datos y he trabajado en marketing, todo es aprender, y por supuesto la carrera te da una visión global de todas.” 

¿Cómo fue tu primer día en la universidad? 

“Fue complicado, ya que tienes que empezar de cero y ser independiente, no como en el colegio, pues nadie está encima de ti ayudándote y recordándote las cosas… conocer gente nueva y situarte en la universidad, que los primeros días no es fácil. Esto es solo inicial, porque enseguida te adaptas y todos están en la misma situación que tú.

¿Qué aprendiste en el colegio que te haya ayudado a crecer como persona?

“Sin duda a reforzar los valores que a todos nos tienen que enseñar en casa, ser empáticos, solidarios, tolerantes, generosos, sinceros…

¿En qué consiste tu trabajo? 

Entre otras funciones: organización de eventos,elaboración de cuestionarios, estudios de mercado, revisión de facturas, apoyo al departamento de administración, elaboración de posters…

¿Qué es lo que más y menos te gusta del mundo de la administración y dirección de empresas?

“Lo que más me gusta es que haya tantas opciones de trabajo, ya que si no encajas en una puedes elegir otras opciones. Lo que menos es que haya tanta competitividad; la competitividad está bien, pero no hasta el punto de pisar a tus compañeros para llegar más alto.

Para los alumnos que están estudiando ahora 2 de Bachillerato, ¿qué consejo les darías?

Esfuerzo, constancia, y fortaleza, porque aunque es un año difícil y sacrificado tiene una muy buena recompensa. Así como tranquilidad, tanto por la EVAU en si, como por la situación que estamos viviendo y como puede afectar a los exámenes, pero es importante recalcar que la ansiedad y el estrés no nos van a ayudar, sino todo lo contrario. Sin duda el mejor consejo que puedo dar es el que me dieron a mí, como nos decía Jesús Prieto, nuestro profesor de Biología, “si tú te lo curras, tu lo consigues” y así es.

“En mi caso personal la carrera no me gustó al inicio, pero decidí no tirar la toalla y no cambiarme a otra, y ahora estoy muy contenta. Como consejo personal diría que no hay que cerrar puertas”

Entrevista realizada por Elías Galán
estudiante de 2º de Bachillerato.

Entrevista a Aldara Robles

Grado de Veterinaria

¿Qué aprendiste del colegio? ¿Qué usas o qué es útil para tu vida?

“Del colegio aprendí mucho, principalmente de las relaciones con otras personas, de mis amigos y profesores. Terminé el colegio conociéndome mucho más a mi misma.”

“Aprendí a estudiar y a organizarme, y aunque parezca que hay cosas que estudias en el colegio que no sirven para nada, yo creo que todo (o casi todo) me ayudó a tener una base sobre la que seguir aprendiendo. “

¿A qué universidad fuiste?

“Fui a la Universidad Complutense de Madrid; la facultad de veterinaria está un poco más apartada porque tiene el Hospital universitario y una granja con vacas, caballos y ovejas (que no huele especialmente bien, de ahí que decidieran apartarla un poco).

“Para acceder a ella si vas en transporte público es muy fácil, metro hasta Moncloa y allí hay varios autobuses que te dejan en la puerta.”

¿Te llegó la nota de EVAU a la primera?

“Si, la verdad que en eso no tuve problema, me llegó la nota a la primera, no me acuerdo como estaba la nota media de veterinaria por aquel entonces pero no demasiado alta. Yo obtuve una calificaciones excelentes en el colegio.”

¿Qué te empujó a ser veterinaria?

Era lo que quería ser desde pequeña, me encantaban los animales y no me veía haciendo otra cosa.

¿En la carrera notaste que llevabas buena base del colegio?¿Era lo que esperabas?

He de decir que sí que noté que llevaba una buena base, aunque allí te amplían muchísimo y aprendes cosas que jamás habías visto. Lo único que llevaba muy mal es la bioestadística (era en primero y segundo), porque en bachillerato no estudié esas matemáticas; iba por la rama de la salud y la estadística solo se daba en la rama de letras.

¿Qué asignaturas de la facultad te resultaron más fáciles o te gustaron más?

Me encantaba fisiología, fisiopatología y etología (la ciencia del comportamiento), siempre me resultaron muy interesantes y fáciles de estudiar.

¿Hacíais muchas prácticas o las clases eran más teóricas?

Cuando yo estaba hacíamos muchas prácticas; según fueras de turno de tarde o de mañana, hacías las prácticas por la mañana y la teoría por la tarde o viceversa. Los dos últimos cursos hacíamos estancias, que eran 300 horas de prácticas externas donde tú quisieras, y podías buscarlo por tu cuenta o pedir ayuda a tu tutor para buscar algún sitio.

Yo hice las prácticas de 4º en una clínica en Algete (en la que solía llevar a . mi perro) y las de 5º las hice en dos centros: uno era de Terapia asistida con perros, e íbamos a un colegio de educación especial una vez a la semana a hacer sesiones con los niños (me encantó), y otra en una escuela de adiestramiento canino, donde trabajaban con un etólogo y le acompañaba a todas sus sesiones.” 

Al estudiar la carrera en un lugar distinto después de tantos años en Norfolk, ¿perdiste contacto con tus amigos de aquí?

“Con mis amig@s más cercanos sigo en contacto, y con el resto de compañeros de la clase, nos hemos reunido cada año en la cena navideña. Me parece muy guay tratar de no perder el contacto, y es muy bonito ver de nuevo a tus amigos de cuando eras más joven, compartir los momentos pasados y ver en qué punto estamos ahora cada uno y cuánto han cambiado nuestras vidas.”

¿Qué fue el colegio para ti? ¿Lo echas de menos? ¿Cambiarías algo?

“El colegio fue para mi una etapa muy importante, conocí a gente que sigue en mi vida y me hace muy feliz, pasé buenos y malos momentos que me han hecho ser como soy ahora, y errores que cometí entonces, y que ahora he podido evitar que ocurran de nuevo.

No cambiaría nada, creo que todo pasa por algo y las decisiones que tomé en el pasado eran las que yo creía correctas en ese momento.”

¿Te especializaste en algo?; ¿en qué?

“La verdad es que aunque no me arrepiento de haber estudiado veterinaria, no llegué a ejercer mucho de ella, se cruzaron en mi camino otras metas y decidí seguirlas.”

“La parte que más me gustó, y que ahora he hecho un curso para aprender más, es sobre comportamiento canino de adiestramiento cognitivo-emocional, y es posible que ahora empiece a utilizarlo.”

¿Algún consejo para los que queremos estudiar esta carrera?

“Os animo a estudiarla porque es una carrera muy bonita, aunque es importante que sepáis también que es muy dura, son muchos conocimientos y muchas prácticas. Tratad de hacer todas las prácticas que podáis durante la carrera, sobre todo si tenéis claro lo que más os gusta (clínica de pequeños animales, producción animal, caballos, exóticos, salvajes…) y eso os va a dar mucha confianza cuando terminéis la carrera.”

Entrevista realizada por Claudia Sánchez,
estudiante de 2º de Bachillerato.